Opinión | Duque, ni estadista, ni presidente.

duque ni estadista ni presidente alexander molina“El Gobierno Nacional está decretando medidas para proteger a la sociedad de los efectos del Covid-19, pero financiando esa protección con dinero público y protegiendo los intereses de la plutocracia”.

Por: Alexander Molina Guzmán

El presidente de los colombianos no es un estadista, eso se sabía y se notada desde aquel día fatídico en que el establecimiento, con el expresidente Álvaro Uribe a la cabeza, le echó el ojo para que continuara protegiendo los intereses de la plutocracia que gobierna este país. La definición más simple de una plutocracia dice que es “un modo de gobierno en que el poder está es en manos de los más ricos”….es así de simple.

Cuando eso pasa, entonces la democracia la ponen a funcionar como una plutocracia, pues el presidente que se elige responde es a los intereses de los plutócratas y toma medidas promovidas por esos ricos ¿Pasa o no en Colombia? ¿Acaso el gobierno no responde a lo que ordena el banquero Sarmiento Angulo, a lo que ordenan los dueños de los fondos de pensiones, a lo que ordenan los grupos económicos? Entonces, como Iván Duque no es estadista, porque no dirige el Estado hacia el bien común, tampoco es el Presidente de la República porque no gobierna, gobierna es la plutocracia.

Iván Duque sólo es un presentador de noticias sobre cómo es que la plutocracia lo maneja a él y maneja al país. Y su papel de presentador lo afirmó más con ese programa de televisión llamado “Prevención y Acción”, repitiendo el mismo libreto diario y en el cual la estrategia es ganar una popularidad que nunca ha tenido, con unos “invitados” parcializados a favor de las mentiras gubernamentales.

Entonces el presidente-presentador dice mentiras como estas: “Se logró aplanar la curva del Covid-19”, cuando la verdad es que los que saben del tema, como la Federación Médica, dicen que la curva no se está aplanando, sigue en ascenso. “Las medidas económicas que se han tomado es para proteger a las empresas, a los empleos de los trabajadores”, cuando la verdad es que se ha cogido la plata pública, como la de los fondos como el Fonpet, trasladarlos a la banca para que tuvieren liquidez y que el Banco de la República incluso inyectara otros muchos billones al sistema financiero, mientras que prácticamente al mismo tiempo esos banqueros se repartían sus billonarias utilidades; es decir, le dieron dinero público a los bancos para tener liquidez, cuando en verdad tenían esa liquidez con las billonarias utilidades que ya se habían ganado, y lo que pasó fue que los banqueros prefirieron repartirse esas ganancias y arriesgar el dinero público que el gobierno les dio para tener esa “liquidez”.

Los banqueros perfectamente pudieron haber hecho condonación de deudas al menos a pequeña empresas que lo necesitaran y personas naturales en grave situación; con eso no iban perder nada, era ganar menos y redistribuir esa riqueza. Lo que están haciendo los banqueros con la plata pública que les han inyectado, es endeudar a más largo plazo a los colombianos. Siguen diciendo que tenemos un sistema de salud “fortalecido”, cuando la sociedad sabe que con la Ley 100 se le entregó a la voracidad del capital privado prácticamente todo el sistema de salud para que enriquecieran mucho más sus cuentas privadas; ahí está, que el Gobernador de Caldas lo que reclama es que las EPS le paguen a su departamento cerca de 200 mil millones de pesos que le deben; esas deudas son un problemas nacional, pues las EPS le adeudan a los departamentos mucha plata; como también, ya sabemos que todo el cuerpo médico está sometido a trabajar sin verdaderas garantías para enfrentar una pandemia como esta, obligados a trabajar más duro y con el mismo salario, hasta gratis, y comprando de su propio bolsillo elementos de bioseguridad. Una frase real de la situación, sería esta: “El Gobierno Nacional está decretando medidas para proteger a la sociedad de los efectos del Covid-19, pero financiando esa protección con dinero público y protegiendo los intereses de la plutocracia”.

Son un cúmulo de hechos que evidencia la forma en la que el presidente-presentador nos engaña. Para rematar, el presidente-presentador dijo lo siguiente en una video conferencia con Atlantic Council: “Si no hubiéramos tomado las medidas que tomamos nosotros en el Gobierno nacional, tendríamos en Colombia unos 900 mil casos en el país y tendríamos un sistema de salud absolutamente colapsado por el número de casos".

Al decir “las medidas que tomamos nosotros en el Gobierno Nacional”, deja por fuera el verdadero valor que tuvieron muchos alcaldes del país para tomar rápidamente acciones como la cuarentena, incluso drásticas como el toque de queda, mientras que el Gobierno Nacional no había hecho nada y dejaba era que el Aeropuerto Internacional El Dorado siguiera operando normalmente. Les da una patada a los mandatarios locales, y se da el crédito por “todo lo hecho”. 

banner