Editorial | Las “Gorkerías” del alcalde de Neiva

gorkerias alcalde neiva opinionEsta es sólo una de las varias “gorkerías” que se le están destapando al popularísimo alcalde de Neiva, pues todavía son muchos los torcidos que tiene por cumplir.

Editorial 180 Grados

El cinismo, la rapiña y la indecencia han salido a flote de la manera más grotesca en la Alcaldía de Neiva. Las últimas denuncias que señalan a Gorky Muñoz de otorgar contratos millonarios a testaferros de tres fundaciones corruptas en Nariño, para la compra de mercados, es un hecho vergonzoso que no puede pasar inadvertido. De acuerdo con las acusaciones del portal periodístico La Silla Vacía, los contratos millonarios de alimentación escolar ascienden a 8 mil millones de pesos.

Los protagonistas de esta nueva “gorkería”, además del alcalde de Neiva y su secretario de Educación, Giovanny Córdoba Rodríguez, son el concejal de Cambio Radical en Tumaco, Haiden Otoniel Vergara, quien además de ser el representante legal de la ONG contratista, funge como directivo de otra ONG que realiza la interventoría, todo esto con la ayuda del señor Mauricio Banguera, gerente de la campaña de Vergara en 2019, y la señora Evis Herlinda Estasio Quiñones, quien firma uno de los contratos. Una rosca que muestra cómo funciona el proselitismo y la corrupción en tiempos de pandemia.

Mientras tanto, para los agricultores y comerciantes de Neiva la decisión del alcalde Muñoz de realizar estos gastos en un departamento distante del nuestro resulta incompresible e indignante, pues es evidente la politiquería que está detrás de tal adjudicación. Por su parte, ciudadanos del suroriente de Neiva se quejan de la ineptitud de los funcionarios de la Alcaldía de Neiva encargados de distribuir las ayudas en esos barrios de la ciudad que hasta ahora nada les llega.

Aprovecharse del estado de emergencia y la necesidad de la gente para sacar tajada no sólo es un descarado acto de corrupción, si no que deja en evidencia la poca humanidad de políticos de pacotilla que les importa más el dinero que la solidaridad y el bienestar común. La ciudad debe exigirle al alcalde Gorky que dé respuestas públicas a esta situación y se comprometa con la generación de empleo local, más aún en estas circunstancias en las que miles de personas están maniatadas en sus casas por el enemigo invisible, y si no trabajan no comen.

Y según algunos periodistas investigativos, esta es sólo una de las varias “gorkerías” que se le están destapando al popularísimo alcalde de Neiva, pues todavía son muchos los torcidos que tiene por cumplir. ¡Qué vergüenza!

banner