Música | El Metal en Florencia, los sonidos de una ciudad alterna

cultura metal florencia 1La historia de centenar de jóvenes caqueteños que se abrieron paso a codazos con su particular música, en una región de la que por años solo se escuchaban balazos y coca. Aquí, un relato publicado en El Líder – El Diario Caqueteño, en 2010, hoy fuera de circulación.

John Fredy Nagles Soto

Redacción cultural

A Colombia las guitarras sucias de ésta particular subcultura llegaron en los 80’s. Solo hasta mediados de los 90’s, y luego de la apertura de la carretera entre Caquetá y el interior del país, en el 2002, la estética oscura del metal taladró la mente de almas ansiosas de esa ‘otra Florencia’. Desde el relato de quienes ayer, y aún hoy, dejaron crecer su cabello; desde el cabeceo de quienes a ritmo de una melodía de inframundo simularon el metal de antaño, una historia que podría ser solo una parte de aquellas líneas que “guturean”, desde lugares distantes de Florencia, otra ciudad.

Cuando Bruce Dickson de Iron Maiden componía Fear The Dark por los años 80, en Colombia se titubeaba con Los Flippers y otros “remedos” del rock británico. Cuando Elkin Ramírez, de Kraken, sonaba en 1986, y también rechinaba Masacre en aquel mítico festival La Batalla de las Bandas en la Plaza de Toros La Macarena de Medellín, en Florencia apenas se apreciaba la estética cultural de la música que los adultos asocian con delincuencia, drogas y satanismo. Una de esas agrupaciones para aquellos años en la capital caqueteña fue Potestad.

cultura metal florencia 7

Buscando el relato

Las historias se anclaron entre bares que ya no existen o, mejor, se han transformado. Del antiguo Onix, pasando por Bonaparte, hoy llegamos a uno de aquellos en los que se encontró la historia de uno de los primeros en engendrar lamentos, desde las cuerdas de la seductora eléctrica. Alexander Garzón, más conocido como Alex Bacca, bajo el humo taciturno de su cigarro, contó sobre su primera experiencia como rockero. “Yo apenas estaba comenzando a escuchar metal, fue Tragoidea, la de ‘Chucho’ Marín. Ellos fueron quienes integraron la primera banda aquí en Florencia”, dijo.

Luego vino la banda de Orlando Chala, integrada por John Bairon Rivera, hoy, conocido como el mejor solista de música social, en 1994 se consolidó con Obra Negra, la primera banda de rock en su tiempo. Bairon relató que, desde el escenario musical, el proceso cultural del rock es muy incipiente y recordó también a Tragoidea. “Sucede que hace 20 años se empezó a dar los primeros pinitos con el rock. Esas fueron las primeras líneas escritas por el rock”, dijo.

cultura metal florencia 3

La legendaria banda florenciana Tragoidea, integrada por el maestro “Chucho” Marín, Diego Pérez y toda esa generación que impulsaron el rock a través de la interpretación de covers de bandas que aún hoy tienen vigencia”, recordó Bairon, integrante de la extinta Obra Negra. Luego de experiencias de bandas de metal en Florencia como Ocultus y Abra Cadaver, Akadius son los representantes del metal que se hace hoy en Caquetá.

La “pesadumbre” llega a la Amazonía

Desde hace diez años, la multiplicidad de estéticas llegó y se quedó. Así lo explica Alex Bacca, quien empezó a ver en el metal y el rock en general otra posibilidad de vivir, a “pesado” ritmo, la ciudad del rock. Según interpretaciones de John Bairon, luego de abrirse la nueva vía que conecta hoy Caquetá con Huila y el interior del país, se vio con más auge el repunte de otras formas culturales, hasta entonces, alejadas de la periferia.

cultura metal florencia 6

Jhon Bairon Rivera, miembro de la Obra Negra, una de las primeras bandas de rock de Florencia, en 1999. Sobre ello, Bairon dijo que Caquetá es un departamento nuevo en todos los ámbitos, así mismo para el tema cultural. “Somos un Departamento nuevo para el país. Antes se tardaba casi 10 horas solo salir hasta Neiva. Hoy Caquetá es un Departamento descubierto por una carretera que se construye para conectarnos con Bogotá. En menos de ocho horas hoy estamos conectados con Rock al Parque, con el Altavoz en Medellín”, interpretó Bairon, el músico caqueteño.

La mayor influencia de rock en el sur se tuvo de la capital de Huila. Bandas como Disoluto, fundada por Carlos Pabón o el punk de Balinera con Hernando Charry en los años 90, fueron el sustento cultural para la refundación de la ansiada Florencia rockera que hoy despierta. “Esa carretera sirvió para que la influencia de las bandas, expresiones y culturas nuevas de Neiva llegaran a Florencia”, resaltó Bairon.

Metal en medio de la inexistencia

El hecho de que no hubiera músicos con instrumentos para tocar les tocaba armar bandas, integradas, por músicos de variadas influencias musicales. En su relato, Alex Bacca recordó que un músico rockero en Florencia “podía bien tocar un día metal, otro día punk, pasarse luego a conformar un proyecto de blues, igual eso permitía que los temas de las bandas de rock tuviesen mezcla de todo un poco”, dijo.

cultura metal florencia 4

“Yo, por ejemplo, hice punk, blues y otras jodas, pero no porque me gustara sino porque los otros parceros lo llamaban a uno a otros proyectos. Yo hice parte, entonces, de muchas de las bandas que se crearon en Florencia. Me buscaban porque era un buen guitarro. La eléctrica siempre me soya”, relató el músico y metalero.

Los tokes y otras jodas para cabecear

Este personaje, quien lamenta la época del cassete, recuerda las épocas en las que se hicieron los primeros toques. “El segundo Rock al Aire. Recuerdo estaban rifando entradas para un evento. Entonces teníamos una canción llamada El Papel de la Menta muy popular entre los décimos y undécimos de la mayoría de colegios de Florencia.

El concurso consistía en que quien llevara más empaque de menta se les regalaba entradas. Cuando terminó el plazo, llegaron 15 personas con muchos papelitos de menta. Yo me sentí, aquella noche, toda una estrella. Un tema que apenas tenía de compuesto un mes ya era inspiración de muchos, ya teníamos la banda un resto de seguidores. Eso fue estupendo”, relató Bacca.

cultura metal florencia 5Alexander Garzón o Alex Bacca, como suelen llamarlo, es el fundador de Abra Cadaver, la primera banda de metal de Florencia durante el 2003. | Foto: Fredy Nagles, 2011.

Lo que más se recuerda fue cuando llegó Neurosis a Florencia. “La entrada era a 15 mil pesos y muchos fuimos. Nosotros integrábamos la que yo creo fue la primera banda de metal en Florencia: Abra Cadaver, puro death metal caqueteño. Entonces vino Neurosis y yo estaba tocando unos covers de Pantera y temas nuestros. Luego de bajarme de la tarima a pedirle una foto al guitarro de Neurosis, entonces Mackenzie me dijo ‘usted fue el que acabó de tocar, ¿no?’. El man estaba muy lejos y me admiré de que me reconociera. Me dijo que nosotros habíamos sido la única banda que le habíamos hecho tararear un tema. Me sentí admirado por el man, un estupendo músico”, recordó Bacca.

cultura metal florencia 2

Actualmente, en Florencia hay una gama de agrupaciones de rock. Sin embargo, consolidadas, más o menos seis bandas en Florencia. Se recuerda la banda Bajo Cuerda, de El Doncello. “En San Vicente del Caguán hay otra banda de metal que tocó en el festival de rock de El Doncello que ya lleva tres años”, relató Bairon. “Solo sueño en que haya la oportunidad de que el metal y el rock sea tenido en cuenta por los gobernantes para que sea apoyado y crezca”. El rock, mucho más que música, es cultura, es ciudad.

180 Grados TV

banner